Consideraciones del tiempo

Consideraciones del tiempo

La experiencia de pasar tiempo en diferentes situaciones nos deja la sensación de que el transcurrir de éste es diferente y se relaciona directamente con nuestro estado de ánimo.

Es así como experimentamos largas horas cuando esperamos y a veces, entre más angustiosa es la espera más lento pareciera que pasa el tiempo.

Cuando estamos divertidos o inmersos en interesantes pláticas con nuestro grupo de amigos, pareciera que el tiempo va más rápido y se nos pasa de manera vertiginosa, no se diga al finalizar un periodo vacacional en donde sentimos que el tiempo corre velozmente.

¿A qué se debe esta percepción del tiempo diferido en nuestra vida? Mucho tiene que ver con la conciencia de la existencia del pasar del mismo y qué tan pendientes estamos de este transcurso.

Es probable que hayas notado que cuando más ponemos atención al pasar del tiempo, este pareciera detenerse.  Esto se debe a la atención selectiva que hacemos, lo que permite que percibamos el contar detenidamente o al menos incrementa la sensación de este transcurrir lento.

De la misma manera cuando no ponemos atención al tiempo y simplemente dejamos pasar en la inconsciencia por factores que demandan nuestra atención, al momento de tomar conciencia de este, es lógico que nos demos cuenta de lo que ha transcurrido sin estar al pendiente y por lo tanto tener la sensación de que ha pasado “más rápido”.